Reglamento especial de calificaciones para el personal del SII

PRESENTACION

La Asociación de Fiscalizadores de Impuestos Internos de Chile en un esfuerzo editorial que no tiene ningún otro sentido que informar correctamente a sus asociados, ha editado el Reglamento de Calificaciones para la Administración Pública, emanada del Ministerio del Interior.

Sin embargo, debe quedar muy en claro que la publicación de este Reglamento en ningún caso significa nuestra aprobación como gremio, toda vez que a nuestro juicio, dicho texto reglamentario no ha sido generado en un proceso participativo.

Cierto que hay aspectos positivos, como el hecho que se recoge en este nuevo Reglamento, un proceso de observaciones a las precalificaciones que permite, teóricamente, la presencia del funcionario en la Junta.

Son muchos los puntos con los que no concordamos, pero en todo caso, recalcamos que es necesario que nuestro afiliados utilicen todos los mecanismos de defensa que involucra este Reglamento.

Por ello que estamos haciendo esta publicación para que los asociados conozcan perfectamente los derechos que este texto les otorga.

Nos hacemos el deber de reservarnos el derecho de seguir luchando por un reglamento de calificaciones más democrático, participativo, respetuoso de los derechos del trabajador, que refleje las especifidades del Servicio y que contemple una metodología de apelación en base a una normativa definida, en una instancia externa.

 

DIRECTIVA NACIONAL AFIICH

Santiago, Junio 1999


APRUEBA REGLAMETNO DE CALIFICACIONES DEL PERSONAL AFECTO AL ESTATUTO ADMINISTRATIVO 

SANTIAGO, 7 DE SEPTIEMBRE DE 1998

DECRETO N°1.825

VISTOS:Lo dispuesto en los artículos 47 y 49 de la Ley N°18.575, Orgánica Constitucional sobre Bases Generales de la Administración del Estado, y en el párrafo 3° del título II de la Ley N°18.834, sustituido por la Ley N°19.165.

DECRETO: Apruébase el siguiente Reglamento de Calificaciones del personal afecto al Estatuto Administrativo, Ley N°18.834.

TITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1º.- El sistema de calificación tendrá por objeto evaluar el desempeño y las aptitudes de cada funcionario, atendidas las exigencias y características de su cargo.  Servirá de base para el ascenso, los estímulos y la eliminación del servicio.

Artículo 2°.- Todos los funcionarios, incluido el personal a contrata, serán calificados anualmente en alguna de las siguientes listas:  Lista N°1, de Distinción; Lista N°2, Buena; Lista N°3, Condicional, y Lista N°4, de eliminación.

El Jefe Superior de la Institución será personalmente responsable del cumplimiento de este deber.  Para tal efecto, deberá instruir a la oficina encargada del personal, o a la que haga sus veces, para que se encargue de que el proceso de calificaciones se desarrolle en los plazos y según los procedimientos establecidos en el presente Reglamento.  En caso de no cumplimiento de éstos, la oficina encargada de personal o quién haga sus veces deberá informarlo por escrito y oportunamente al Jefe superior de la institución.

Artículo 3°.- El período objeto de calificación comprenderá doce meses de desempeño funcionario, desde el 1° de septiembre al 31 de Agosto del año siguiente.  El proceso de calificaciones deberá iniciarse el 1° de Septiembre y quedar terminado a más tardar el 30 de Noviembre de cada año.  La calificación sólo podrá considerar la actividad desarrollada por el funcionario durante el respectivo período de calificaciones.

Artículo 4°.- Los funcionario que intervengan en el proceso calificatorio deberán actuar con responsabilidad, imparcialidad, objetividad y cabal conocimiento de las normas legales relativas a calificaciones y de las previstas en este reglamento, al formular cada uno de los conceptos y notas sobre los méritos o deficiencias de los empleados.  La forma en que lleven a cabo este proceso deberá considerarse para los efectos de su propia calificación.

Los jefes directos serán responsables de las precalificaciones que efectúen, como a si mismo de la calificación en la situación prevista en el inciso segundo del artículo 29 de la Ley N°18.834.

El jefe superior de la Institución deberá instruir oportunamente a dichos funcionarios sobre la finalidad, contenido, procedimiento y efectos del sistema de calificaciones que regula el presente reglamento, estableciendo criterios generales para asegurar su adecuada y objetiva aplicación.

Asimismo, deberá capacitarse anualmente a los precalificadores, calificadores, directores de las asociaciones de funcionarios y al personal, respecto de los procedimientos del sistema de calificaciones, plazos establecidos para el mismo, y respecto a criterios y políticas de la institución en materia de calificaciones.  La citada capacitación deberá ser considerada en el respectivo programa de capacitación de la institución.

Artículo 5°.- No serán calificados el jefe superior de la institución, su subrogante legal, los integrantes de la junta calificadora central, los delegados del personal y los dirigentes de las asociaciones de funcionarios, salvo que los delegados y dirigentes antes mencionados los solicitaren, y los funcionarios que por cualquier causa hubieran desempeñado efectivamente sus funciones por un lapso inferior a seis meses, ya sea en forma continua o discontinua dentro del respectivo período de calificación.  Dichos funcionarios conservarán la última calificación cuando corresponda.

Artículo 6°.- Se entenderá para todos los efectos que las normas relacionadas con la calificación que estén establecidas en el respectivo reglamento especial, primarán sobre las del Reglamento general, el que tendrá la calidad de supletorio respecto a aquellas instituciones que cuenten con reglamento especial y sólo respecto de las materias no tratadas por éste.

TITULO II

DEL PROCESO CALIFICATORIO

Párrafo 1°

DE LA HOJA DE VIDA Y DE CALIFICACIÓN

Artículo 7°.- La hoja de vida y la hoja de calificaciones constituyen los elementos básicos del sistema de calificaciones.  Además, como un instrumento auxiliar básico del sistema existirán informes de desempeño del funcionario, el que considerará una hoja de observaciones del funcionamiento.

Artículo 8°.- La hoja de vida es el documento en que se anotarán las actuaciones del empleado que impliquen una conducta o desempeño funcionario destacado o reprochable, producidas durante el respectivo período de calificaciones.  La hoja de vida será llevada para cada funcionario en original y debidamente foliada, por la oficina encargada del personal de la institución, o por la que haga sus veces, del nivel central o regional, o del establecimiento hospitalario, según corresponda, unidad que deberá dejar constancia en ella de todas las anotaciones de mérito o de demérito que disponga por escrito el jefe directo del funcionario.  La hoja de vida deberá mantenerse actualizada y estar a disposición del funcionario cada vez que lo requiera.  Además, en ella deberá dejarse constancia de la precalificación del funcionario.

Artículo 9°.- El jefe directo deberá notificar por escrito al funcionario acerca del contenido y circunstancia de la conducta que da origen a la anotación, dentro del plazo de tres días de ocurrida.

El funcionario, dentro de los cincos días siguientes a la fecha de la correspondiente notificación, podrá solicitar al jefe directo que se deje sin efecto la anotación de demérito o que se deje constancia de las circunstancias atenuantes que concurran en cada caso.

La orden de anotación que realice el jefe directo, deberá emitirse dentro de los cinco días siguientes al cumplimiento de los plazos antes mencionados.

El funcionario podrá solicitar a su jefe directo que se efectúen las anotaciones de mérito que a su juicio sean procedentes.

En el evento de que el jefe directo rechazare las solicitudes del funcionario deberá comunicarlo por escrito en el plazo de cinco días a la unidad de personal, acompañando los fundamentos de su rechazo; si no se produjese tal comunicación se entenderá aceptada la solicitud del funcionario.  Esta comunicación de rechazo deberá ir con copia a la respectiva Asociación de Funcionarios, cuando el funcionario lo solicite expresamente.

Artículo 10°.- Son anotaciones de mérito aquellas destinadas a dejar constancia de cualquier acción del empleado que implique una conducta o desempeño funcionario destacado.

Entre las anotaciones de mérito figurarán aspectos tales como la adquisición de algún título u otra calidad especial relacionada con el servicio, cuando éstos no sean requisitos específicos en su cargo, como asimismo la aprobación de cursos de capacitación que se relacionen con las funciones del servicio, el desempeño de labores por períodos más prolongados que el de la jornada normal, la realización de cometidos que excedan de su trabajo habitual, la ejecución de tareas propias de otros funcionarios cuando esto sea indispensable, destacarse en forma permanente y excepcional por la calidad de los trabajos y la proposición de innovaciones que permitan mejorar el funcionamiento de la unidad o de la institución.

Artículo 11°.- Son anotaciones de demérito aquellas destinadas a dejar constancia de cualquier acción u omisión del empleado que implique una conducta o desempeño funcionario reprochable.  Entre las anotaciones de demérito se considerarán el incumplimiento manifiesto de obligaciones funcionarias, tales como infracciones a la instrucciones  y órdenes de servicio y el no acatamiento de las prohibiciones contempladas en la Ley N°18.834, y los atrasos en la entrega de trabajos.

Artículo 12°.-  La hoja de calificaciones es el documento en el cual la Junta Calificadora o el jefe directo, en la situación prevista en el inciso segundo del artículo 29 de la Ley N°18.834, resume y valora anualmente el desempeño de cada funcionario en relación a los factores de la calificación que establece el presente reglamento y deja constancia de la lista en que quedó calificado.

Artículo 13°.- Las instituciones deberán diseñar y aprobar por resolución los modelos de hoja de vida, de calificaciones y de informe de desempeño del funcionario, con su respectiva hoja de observaciones.

Párrafo 2°

LOS FACTORES DE CALIFICACION

Artículo 14°.- La calificación evaluará los factores y subfactores que se señalarán, por medio de notas que tendrán los siguientes valores y conceptos:

Nota 9-10, óptimo Generalmente su desempeño excede los requerimientos que     exige el desarrollo del cargo.

Nota 7-8, buena Su desempeño satisface completamente los requerimientos  exigidos para el desarrollo del cargo.

Nota 5-6, satisfactorio Su desempeño generalmente satisface los requerimientos que exige el desarrollo del cargo.

Nota 3-4, insuficiente Su desempeño es inferior a los requerimientos que exige el desarrollo del cargo.

Nota 1-2, deficiente No cumple con los requerimientos que exige el desarrollo del cargo.

Las notas asignadas a los subfactores respectivos deberán expresarse en entero sin decimales, correspondiendo la nota de cada factor al promedio aritmético de las notas asignadas a los subfactores respectivos.  Las notas asignadas a los factores se multiplicarán por el coeficiente que se establece para cada uno de ellos, lo que dará el número de puntos de cada factor, y la suma de los mismos dará el puntaje final y la lista de calificación que corresponda el empleado.  Tanto las notas asignadas a los factores como el puntaje resultante se expresarán hasta con dos decimales.  En todo caso si el tercer decimal fuera igual o superior a cinco se subirá al decimal siguiente.

La asignación de cada nota deberá ser fundada en circunstancias acaecidas durante el período de calificación.

Artículo 15°.- Los funcionarios serán ubicados en las listas de calificaciones de acuerdo con el siguiente puntaje:

            LISTA N°1,    de Distinción              de 81,00 a 100 puntos.
LISTA N°2,    Buena                       de 46,00 a 80,99 puntos.
            LISTA N°3,    Condicional                de 30,00 a 45,99 puntos.
            LISTA N°4,    de Eliminación            de 10,00 a 29,99 puntos.

Artículo 16°.- Los factores y subfactores que se evaluarán serán los siguientes:

1.-RENDIMIENTO:

Mide el trabajo ejecutado durante el período, en relación a las tareas encomendadas.

Comprende la valoración de los siguientes subfactores:

a) Cumplimiento de la labor realizada: mide la realización de los trabajos asignados y la rapidez y oportunidad en su ejecución.

b) Calidad de la labor realizada: evalúa las características de la labor cumplida y la ausencia de errores en el trabajo y la habilidad en su ejecució

2.-CONDICIONES PERSONALES:

Evalúa la actitud del funcionario en su vinculación con los demás.

Comprende la valoración de los siguientes subfactores:

a) Interés por el trabajo que realiza: mide el deseo del funcionario de perfeccionarse en el cumplimiento de sus obligaciones, de proponer la realización de actividades y de soluciones ante los problemas que se presenten y de proponer objetivos o procedimientos nuevos para la mejor realización del trabajo asignado.

b) Capacidad para realizar trabajos en equipo: mide la facilidad de integración del funcionario en equipos de trabajo, así como la colaboración eficaz que éste presta cuando se requiere que trabaje con grupos de personas.

3.-COMPORTAMIENTO FUNCIONARIO:

Evalúa la conducta del funcionario en el cumplimiento de sus obligaciones.

Los siguientes son los subsectores a medir:

a) Cumplimiento de normas e instrucciones: mide el respeto a los reglamentos e instrucciones de la institución y a los demás deberes estatutarios.

b) Asistencia y puntualidad: mide la presencia o ausencia del funcionario en el lugar de trabajo y la exactitud en el cumplimiento de la jornada laboral.

Artículo 17°.-            Los coeficientes por los que deberá multiplicarse la nota asignada a cada factor para obtener el respectivo puntaje, conforme a lo dispuesto en el artículo 14, serán los siguientes:

A.- Directivos:
Factor: Rendimiento:
4.5
Factor: Condiciones Personales:
3.5
Factor: Comportamiento Funcionario:
2.0
     
B.- Profesionales y técnicos:
Factor: Rendimiento:
4.0
Factor: Condiciones Personales:
3.5
Factor: Comportamiento Funcionario:
2.5
     
C.- Administrativos:
Factor: Rendimiento:
4.0
Factor: Condiciones Personales:
3.0
Factor: Comportamiento Funcionario:
3.0
     
D.- Auxiliares:
Factor: Rendimiento:
4.0
Factor: Condiciones Personales:
3.0
Factor: Comportamiento Funcionario:
3.0

Los coeficientes asignados a los profesionales y técnicos que da cuenta este artículo se aplicarán de igual forma el personal que cumple funciones fiscalizadoras en las instituciones que se señalan en la letra e) del artículo 156 de la Ley N°18.834, para el caso que sus Estatutos especiales no regulen la calificación de dicho personal.

Párrafo 3°

DE LAS ETAPAS DEL PROCESO CALIFICATORIO

Artículo 18°.- Para los efectos del presente reglamento, se entenderá por:

a) Precalificación: La evaluación previa realizada por el jefe directo del funcionario.

b) Calificación:  La evaluación efectuada por la Junta Calificadora que corresponda, teniendo como base la precalificación realizada por el jefe directo del funcionario, o la evaluación efectuada de conformidad al inciso final del artículo 29 de la Ley N°18.834.

c) Apelación y reclamo:  Los recursos con que cuenta el funcionario contra la resolución de la Junta Calificadora, o la evaluación efectuada de conformidad al inciso final del artículo 29 de la Ley 18.834.

Artículo 19°.- La precalificación que realiza el jefe directo, estará constituida por los conceptos, notas, las cuales deberán ser debidamente fundamentadas y antecedentes que éste deberá proporcionar por escrito, considerándose para este efecto las anotaciones efectuadas en la hoja de vida durante el respectivo período de calificación.

Los funcionarios precalificadores con el objeto de cumplir con dicha obligación principal, conservando la debida garantía de los derechos funcionarios, deberán emitir dos informes de desempeño del personal de su dependencia en el respectivo período de calificaciones, el primero comprendiendo desde el 1° de septiembre hasta el 31 de enero, y el segundo, considerando el desempeño del funcionario desde el 1° de febrero hasta el 30 de junio.  Dichos informes deberán considerar una hoja de observaciones del funcionario, donde el personal podrá hacer presente su opinión sobre el citado informe; además, estos informes con la respectiva hoja de observaciones deben ser incluidos en la respectiva hoja de vida y tendrán el carácter de instrumentos auxiliares básicos de evaluación del personal.

Los informes de desempeño deberán ser notificados personalmente dentro de los diez días siguientes a la fecha de cumplimiento del plazo del respectivo informe de desempeño.  Si el funcionario no fuere habido por dos días consecutivos en su domicilio o en su lugar de trabajo, se lo notificará por carta certificada, de lo cual deberá dejarse constancia.  En esta última circunstancia, el funcionario se entenderá notificado cumplido tres días desde que la carta haya sido despachada.  El funcionario podrá formular observaciones al informe de desempeño dentro del plazo de dos días contando desde su notificación.

Sin prejuicio de lo anterior, las instituciones  podrán utilizar otros instrumentos auxiliares para fundamentar y apoyar el sistema de evaluación del desempeño, de modo de contribuir a su necesaria objetividad.

Tanto los informes de desempeño funcionario como los otros instrumentos auxiliares servirán de antecedente relevante para la precalificación.

Para realizar la precalificación, la oficina encargada del personal, o la que haga sus veces, deberá entregar al jefe directo, dentro de los primeros tres días del mes de septiembre de cada año, las hojas de vida del personal de su dependencia.

Artículo 20°.- El jefe directo precalificará al personal de su dependencia dentro del plazo de diez días a contar de la fecha en que le sean entregadas las hojas de vida.  El jefe directo deberá notificar personalmente la precalificación, en el plazo de dos días contado desde el vencimiento del término antes mencionado.  Si el funcionario no fuere habido por dos días consecutivos en su domicilio o en su lugar de trabajo, se le notificará por carta certificada, de lo cual deberá dejarse constancia.  En esta última circunstancia, el funcionario se entenderá notificado cumplido tres días desde que la carta haya sido despachada.  El jefe directo deberá remitir la precalificación y los antecedentes correspondientes a la oficina encargada del personal o la que haga sus veces.

El funcionario podrá formular observaciones a la precalificación dentro del plazo de cinco días contado desde su notificación, las que deberán ser elevadas a la oficina encargada del personal o la que haga sus veces, para que las remita a la respectiva junta calificadores, una vez constituida ésta.

Artículo 21°.- Se entenderá por jefe directo el funcionario de quien depende en forma inmediata la persona a calificar.

Si el funcionario a calificar hubiere tenido más de un jefe durante el respectivo período de calificaciones, le corresponderá realizar su evaluación al último jefe inmediato a cuyas órdenes directas se hubiere desempeñado.  No obstante, dicho jefe deberá requerir informe de los otros jefes directos con los cuales se hubiere desempeñado el funcionario durante el período que se califica.  Dicho informe deberá ser considerado en la respectiva precalificación.

Artículo 22°.- La calificación será efectuada por la Junta Calificadora o por el jefe directo en el caso del inciso final del artículo 29 de la Ley 18.834.

En cada institución existirán Juntas Calificadoras Regionales que harán las calificaciones de sus funcionarios cuando el número de éstos en la región sea igual o superior a quince.  Dichas Juntas estarán integradas por los tres funcionarios de más alto nivel jerárquico de la institución en la respectiva región y por un representante del personal elegido por éste.

En las regiones en que la institución de que se trate tenga menos de quince funcionarios y en la Región Metropolitana de Santiago, las calificaciones se harán por una Junta Calificadora  Central.  Le corresponderá asimismo a ésta evaluar a los integrantes de las Juntas Calificadoras Regionales.

La Junta Calificadora Central estará compuesta, en cada institución, por los cinco funcionarios de más alto nivel jerárquico, con excepción del Jefe Superior, y por un representante del personal elegido por éste.

En el caso de los servicios descentralizados regionales habrá Junta calificadora integrada en la forma que se establece en el inciso precedente.  No obstante, tratándose de los servicios de salud existirá una Junta Calificadora en  cada uno de los hospitales que los integran.

Si existiere más de un funcionario en el nivel correspondiente, la Junta se integrará de acuerdo con la orden de antigüedad determinado en la forma que establece el artículo de la Ley N°18.834.

El nivel jerárquico para integrar las Juntas Calificadoras estará determinado por el grado o nivel remuneratorio.

Artículo 23°.- El representante del personal, tanto titular como suplente, será elegido por todos los funcionarios afectos a calificación.  Para la elección del representante del personal, el jefe de la unidad encargada del personal o quien haga sus veces, dentro de los diez primeros días del mes de julio, recibirá la inscripción de todos aquellos funcionarios que sean propuestos por cualquier empleado de la institución para desempeñar la representación del personal en la junta calificadora.  Estas proposiciones deberán ser formuladas por escritos y en ellas constará la aceptación del funcionario propuesto y la unidad en que presta servicio.

Vencido el plazo de inscripción, el jefe de la unidad encargada de personal confeccionará una lista con los nombres de los funcionarios propuestos, indicando la oficina en que trabaja, y la remitirá a todas las dependencias de la institución,  por la vía más rápida y en número suficiente para su debida publicidad.

El jefe superior del nivel nacional o regional convocará a elección para una fecha dentro de los primeros diez días del mes de agosto, indicando el lugar donde se llevará a efecto, a fin de que los funcionarios, en voto personal y secreto, expresen el nombre de su representante ante la Junta Calificadora respectiva, siendo elegido el que obtenga la más alta votación.  En caso de igualdad de votos dirimirá la antigüedad, primero en la institución, después en el grado, a continuación en la Administración del Estado y finalmente el jefe superior correspondiente.  El funcionario que obtenga la segunda mayoría tendrá el carácter de suplente.

Una vez realizada la elección del representante del personal, en el caso de no corresponder la constitución de Junta Calificadora Regional, el jefe regional correspondiente deberá remitir de inmediato a la oficina central de la institución el resultado de la votación.

Los jefes de las instituciones deberán prestar la colaboración necesaria para una adecuada realización del proceso eleccionario del representante del personal.  La votación deberá realizarse en las oficinas de la institución y dentro de la respectiva jornada laboral.

La oficina encargada de personal que corresponda, será la encargada de realizar el recuento de los votos emitidos y deberá comunicar su resultado al personal dentro de los 10 días siguientes a la fecha en que se realice la votación.  A este escrutinio podrán asistir todos los funcionarios de la institución que lo deseen.

Los dos funcionarios más antiguos de la respectiva institución, en el nivel central o regional según corresponda, participarán en el proceso de elección de los delegados del personal, en calidad de ministros de fe.

Si el personal no hubiere elegido su representante, actuará en dicha calidad el funcionario más antiguo.

Al funcionario elegido como representante del personal se le otorgarán todas las facilidades para que pueda efectuar su labor.

Artículo 24°.- La Asociación de Funcionarios con mayor representación del respectivo servicio o institución tendrá derecho a designar a un delegado que sólo tendrá derecho a voz , ante la Junta Calificadora Central y las Juntas Calificadoras Regionales, según corresponda.

Artículo 25°.- Se desempeñará como secretario de la Junta Calificadora el jefe de la respectiva unidad de personal o quien haga sus veces, el que además la asesorará técnicamente.  A falta de éste, el secretario será designado por la Junta.

El secretario llevará el libro de actas de calificaciones de la Junta y las Hojas de Calificación de cada funcionario.  En él se anotarán los acuerdos que adopte la Junta y sus fundamentos.

El secretario de la Junta estará obligado a levantar acta de cada sesión la cual será leída en la sesión siguiente y una vez aprobada, deberá ser firmada por todos los asistentes a ella.

Artículo 26°.- La Junta Calificadora será presidida por el funcionario de más alto nivel jerárquico que la integre.

En caso de impedimento de algún miembro de la junta, ésta será integrado por el funcionario que corresponda  de acuerdo al orden jerárquico, y en el evento de existir más de un empleado en el respectivo nivel, se integrará de conformidad al orden de antigüedad a que se refiere el artículo 38 de este reglamento.

Artículo 27°.- La Junta Calificadora adoptará sus resoluciones teniendo en consideración, necesariamente, la precalificación del funcionario hecha por su jefe directo, la que estará constituida por los conceptos, notas y antecedentes que éste deberá proporcionar por escrito.  Entre los antecedentes, se considerarán las anotaciones de mérito o de demérito efectuado dentro del período anual de calificaciones, en la hoja de vida que llevará la oficina encargada del personal para cada funcionario.

Para el cumplimiento de su cometido la Junta Calificadora podrá requerir la concurrencia de cualquier funcionario calificado o su respectivo precalificador, y asimismo, disponer todas las diligencias y actuaciones que estime necesarias.

No obstante lo establecido en el inciso primero de este artículo, aunque un funcionario no registre ninguna anotación de mérito en el período respectivo,  podrá ser igualmente calificado en Lista N°1 De Distinción.

Artículo 28°.- Las juntas Calificadoras deberán constituirse el día 21 de septiembre o el día siguiente hábil si aquel no fuere, correspondiendo a los funcionarios que deban actuar como presidentes, convocarlas a sesión para la fecha indicada.  No obstante, para la citación no será necesaria resolución, entendiéndose practicada por el solo mérito del presente reglamento.  Las Juntas iniciarán el proceso calificatorio el día siguiente hábil al de su constitución, debiendo estar terminadas las calificaciones, en poder del secretario para su notificación, antes del 15 de octubre de cada año.

Artículo 29°.- Los acuerdos de la Junta deberán ser siempre fundados y se anotarán en las Actas de Calificaciones que, en calidad de ministro de fe, llevará el secretario de la  Junta.

Las funciones de los miembros de la Junta serán indelegables.

Artículo 30°.- Los acuerdos de la Junta Calificadora se adoptarán por mayoría de votos y las deliberaciones y votaciones serán confidenciales.  En caso de empate decidirá el voto del presidente de la misma.

Artículo 31°.- La notificación de la resolución de la Junta Calificadora deberá realizarse dentro del plazo de cinco días contado desde la fecha de la última sesión de Calificadores.  La notificación se practicará al empleado por el secretario de la Junta o por el funcionario que designe, quien deberá entregar copia autorizada del acuerdo respectivo de la Junta Calificadora y exigir la firma de aquél o dejar constancia de su negativa a firmar.

Párrafo 4°

DE LOS RECURSOS

Artículo 32°.- El funcionario tendrá derecho a apelar de la resolución de la Junta Calificadora o de la del jefe directo, en la situación prevista en el inciso segundo del artículo 29 de la Ley N°18.834.  De este recurso conocerá el Subsecretario o el Jefe Superior del Servicio según corresponda.

La apelación deberá interponerse ya sea en el mismo acto de la notificación de la resolución de la junta calificadora o dentro del plazo de cinco días contando desde la fecha de la notificación, ante la misma Junta recurrida, la que la remitirá con los antecedentes respectivos a la autoridad correspondiente señalada en el inciso precedente, en el plazo de 3 días.  En casos excepcionales, calificados por la Junta, el plazo para apelar podrá ser de hasta diez días contados desde la fecha de notificación.

Artículo 33°.- Al decidir sobre la apelación se deberá tener a la vista la hoja de vida, la precalificación, la calificación y los antecedentes que proporcione el respectivo funcionario.  Podrá mantenerse o elevarse el puntaje asignado por la Junta Calificadora, pero no rebajarse en caso alguno.

La apelación deberá ser resuelta fundadamente en el Plazo de 15 días contando desde su presentación.

Artículo 34°.- El fallo de la apelación será notificado en la forma y plazo señalado en el artículo 31 de este reglamento, contado dicho término desde la fecha de la resolución respectiva.  Practicada la notificación, el funcionario sólo podrá reclamar directamente a la Contraloría General de la República, de acuerdo con los dispuesto en el artículo 154 de la Ley N°18.834.

Artículo 35°.- Una vez que el jefe de la institución conozca el hecho de haberse presentado el reclamo, sea de oficio o a requerimiento del interesado o de la Contraloría General de la República, procederá a remitir a esta última los antecedentes que sirvieron de base para calificar.

Artículo 36°.- Los plazos de días a que se refiere este párrafo serán de días hábiles.

Párrafo 5°

DE LOS EFECTOS DE LA CALIFICACION

Artículo 37°.- El funcionario calificado por resolución ejecutoriada en lista 4 o por dos años consecutivos en lista 3, deberá retirarse del servicio dentro de los 15 días hábiles siguientes al término de la calificación.  Si así no lo hiciere se le declarará vacante el empleo a contar desde el día siguiente a esa fecha.  Se entenderá que la resolución queda ejecutoriada desde que venza el plazo para reclamar o desde que sea notificada la resolución de la Contraloría General de la República que falle el reclamo.

Si un funcionario conserva la calificación en lista 3, en virtud de lo dispuesto en el artículo 35 de la Ley N°18.834, no se aplicará lo establecido en el inciso precedente , a menos que la falta de calificación se produzca en dos períodos consecutivos.

Artículo 38°.- Con el resultado de las calificaciones ejecutoriadas, las instituciones confeccionarán un escalafón disponiendo a los funcionarios de cada grado de la respectiva planta en orden decreciente conforme al puntaje obtenido.

En caso de producirse un empate, los funcionarios se ubicarán en el escalafón de acuerdo con su antigüedad: primero en el cargo, luego en el grado, después en la institución, a continuación en la Administración del Estado, y finalmente, en el caso de mantenerse la concordancia, decidirá el jefe superior de la institución.

La antigüedad se determinará por la fecha consignada en los respectivos decretos o resoluciones de ascensos, nombramiento, contratación o encasillamiento de los funcionarios.

El funcionario que ascienda pasará a ocupar, en el nuevo grado, el último lugar, hasta que una calificación en ese nuevo grado, por un desempeño no inferior a seis meses, determine una ubicación distinta.

La calificación del personal a contrata deberá ser considerado como uno de los antecedentes para resolver sobre la prórroga del respectivo empleo.

Artículo 39°.- Una vez ejecutoriadas las calificaciones, los secretarios de las Juntas Calificadoras las enviarán, con sus antecedentes, a la Unidad Central de Personal de la respectiva institución a objeto de que ellas confeccionen el escalafón de mérito, que empezará a regir el 1° de enero de cada año y durará hasta el 31 de diciembre del mismo año.  Dicha unidad, dentro de la tercera semana del mes de diciembre, notificará personalmente o por carta certificada la ubicación que les ha correspondido en el escalafón a los funcionarios.

El escalafón será público para los funcionarios de la respectiva institución y la oficina encargada del personal deberá adoptar las medidas conducentes para que sea accesible a los funcionarios, manteniendo una copia del mismo a su disposición, deberá, asimismo, remitir una copia de él a cada una de las Secretarías Regionales Ministeriales o Direcciones Regionales, según corresponda, dentro del plazo de treinta días de expirado el proceso calificatorio.

Artículo 40°.- Los funcionarios tendrán derecho a reclamar de su ubicación en el escalafón cuando se hubieren producido vicios de legalidad en su confección, en los términos del artículo 154 de la Ley N°18.834.  El reclamo deberá interponerse en el plazo de 10 días hábiles  a contar desde la fecha en que el escalafón esté a disposición de los funcionarios para ser consultado.

Artículo 41°.- El escalafón de mérito deberá enviarse a la Contraloría General de la República dentro de los quince días siguientes de expirado el proceso calificatorio.

Artículo 42°.- Derógase el Decreto Supremo N°1.229, de 1992, del Ministerio del Interior.

Artículo 43°.- Déjase sin efecto el Decreto Supremo N°1.794, de 1998, del Ministerio del Interior.

 

ARTICULOS TRANSITORIOS

Artículo 1° Transitorio.- Este reglamento empezará a regir a contar del período de desempeño funcionario que comprende desde el 1° de septiembre de 1998 hasta el 31 de agosto de 1999.

En todo caso, y sin perjuicio de los señalado en el artículo 42 de este reglamento , para el proceso de calificaciones que se inicia el 1° de septiembre de 1998, que corresponde al período calificatorio iniciado el 1° de septiembre de 1997 y  con término el 31 de agosto de 1998, se aplicará el Decreto Supremo N°1.229, de 1992, del Ministerio del Interior.

Artículo 2° Transitorio.- No obstante lo establecido en el artículo precedente, para el proceso de calificaciones correspondiente al período 1° de septiembre de 1997 hasta el 31 de agosto de 1998, será aplicable la frase final del inciso primero y el inciso segundo del artículo 4°; y el inciso segundo del artículo 14.

Artículo 3° Transitorio.- El presente Reglamento no entrará en vigencia para los funcionarios del Ministerio de Salud y de sus organismos dependientes señalados en los artículos 15 y 16 del decreto ley N°2.763, de 1979 en la Ley N°18.933, y en la Ley N°19.414, mientras no empiecen a regir sus propios reglamentos especiales.  En el intertanto, estos personales continuarán sometidos a las disposiciones del Decreto Supremo N°1.229, de 1992, del Ministerio del Interior.

 

ANÓTESE, TÓMESE RAZON Y PUBLÍQUESE

       RAUL TRONCOSO CASTILLO
VICEPRESIDENTE DE LA REPUBLICA

BELISARIO VELASCO BARAONA
MINISTRO DEL INTERIOR (S)

 



Envíenos sus consultas y comentarios

Fotos Galería Flick AFIICH

AFIICH visita y entrega apoyo a afuncionarios/as de la VI D.R. Rancagua - 23 Septiembre 2015

Comparte esta notica